Aprende a controlar tu peso en los meses de verano

No existe una poci√≥n m√°gica que nos haga adelgazar de manera r√°pida en la √©poca estival. El verano es la estaci√≥n en la que m√°s lucimos nuestro cuerpo, a veces incluso sin premeditarlo, ya que las elevadas temperaturas hacen que vistamos con ropa m√°s ligera y asomen esos posibles kilos de m√°s que hemos cogido en los √ļltimos meses, ¬Ņc√≥mo puedes controlar tu peso en verano?

Lo primero de todo, no debes comenzar la dieta en junio, sino mucho antes, y a ser posible prolongar ciertas rutinas durante todo el a√Īo. Los h√°bitos alimenticios saludables y la pr√°ctica de deporte semanal deber√≠a extenderse los 365 d√≠as del a√Īo. Sin embargo, son muchas las personas que recurren a una dieta milagro para bajar unos kilos pocas semanas antes de visitar la playa. Esto es algo contraproducente e incluso peligroso para el organismo, tanto por fuera como por dentro. Buscar una soluci√≥n r√°pida puede causar efecto rebote y el resultado podr√≠a no ser el esperado, por lo que la frustraci√≥n ser√° mayor.

Fruta para controlar tu peso en verano

En este artículo enumeramos algunos alimentos de los que te puedes aprovechar en la etapa estival. Las sabrosas frutas, unas bebidas sanas y refrescantes o un picoteo que no se convierta en el enemigo de tu línea pueden ser algunas de las opciones.

La fruta, tu fiel compa√Īera

Una buena forma de empezar el d√≠a es con una variedad de frutas frescas. Una buena forma de hidratarte. No solo tienes que recurrir a ellas en el desayuno, tambi√©n son buenas aliadas para picar a media ma√Īana o a media tarde, sustituy√©ndolas por otros alimentos m√°s cal√≥ricos. La sand√≠a o el mel√≥n son muy buenas opciones, con bajo aporte de az√ļcares, a pesar de su sabor dulce.

Completa tu desayuno

Si solo comes fruta en el desayuno puede que tengas hambre a las pocas horas, por eso debes aprovechar a elevar la ingesta de alimentos a primera hora del día. De esta forma, será más fácil bajar esas calorías durante la jornada, en la que debes descartar estar todo el día en la tumbona, ¡hay que moverse! Tanto en casa como en el hotel, puedes optar por alimentos como el pan de vegetales, huevos cocidos, queso fresco o pavo. Todo ello te va a aportar energía y son opciones más sanas que la bollería, los embutidos o los zumos industriales que encontrarás en los recurrentes buffets.

A la rica crema

Aprovecha la variedad de cremas que puedes hacer o comprar. Las recetas caseras siempre van a ser m√°s saludables, ya que no a√Īadimos conservantes ni colorantes. En caso de que la opci√≥n de cocinar ni siquiera la contemples, compra cremas fr√≠as como el salmorejo o el gazpacho para aliviar los sofocos. Para la cena, tambi√©n puedes recurrir a una crema de verduras, ligera y eficaz.

Ensaladas para todos los gustos

La reina del verano es la ensalada, y estás de suerte porque tienes una variedad inmensa de este plato. Puedes comerla con legumbres, quinoa, hortalizas o incluso alguna pieza de pechuga de pollo a la plancha o pavo. Conviértelo en un plato muy equilibrado y a tu gusto. Ideal para la hora de comer y fundamental para controlar tu peso.

Una parrillada para controlar tu peso

Los filetes de carne roja debes evitarlos, no cabe duda. No obstante, verano es sinónimo de parrillada, esto no te va a dejar fuera de lugar, recuerda que las verduras a la parrilla también son muy sabrosas. Puedes incorporar berenjena, calabacín, cebolla, todo tipo de pimientos o espárragos. Si deseas innovar incluye piezas de boniato o setas, por ejemplo.

Controla la dieta en verano

¬ŅQu√© pasa con los helados?

La pregunta del mill√≥n, sobre todo para aquellas personas que no conciben un verano sin helado, es m√°s, no imaginan pasar un d√≠a sin saborear este dulce placer. Lo lamentamos, si quieres mantener tu l√≠nea y controlar tu peso tendr√°s que evitar comer helados. Hay una opci√≥n menos tajante, pero requiere tiempo y elaboraci√≥n: h√°ztelo t√ļ mismo. Por lo tanto, la alternativa es que saques tu heladera y prepares unos deliciosos helados naturales a base de fruta, puedes hacer lo mismo en el caso de los batidos. Si te vas a dar un capricho, recuerda que los de leche tienen m√°s calor√≠as. Si te niegas a renunciar a ellos, convi√©rtelo en un placer puntual, nunca en algo diario.

Leave a Reply

Este formulario recopila su nombre y correo electrónico para que podamos comunicarnos con usted. Consulte nuestra política de privacidad para más información. Doy mi consentimiento para que esta web recopile mi nombre y mi correo electrónico. *